Alargadores de pene

El tamaño del pene siempre ha sido motivo de debate en nuestra sociedad. Si bien no se trata del aspecto más importante, muchos hombres prefieren buscar alguna clase de ayuda externa que les ayude a aumentar el suyo, movidos por intereses sexuales o de autoestima.

Los alargadores de pene son un recurso que puede ayudarte a ganar un par de centímetros extra, en tanto los uses de forma constante y adecuada.

¿Qué es un alargador de pene?

Se trata de un artículo diseñado para incrementar las dimensiones del miembro masculino, además de corregir ciertas desviaciones.

Los alargadores se clasifican en cinco categorías:

  • Extensores mecánicos: Se colocan sobre el pene para ensanchar los tejidos de la piel mediante la tracción mecánica. Disponen de varillas laterales que se van ajustando conforme al incremento de su volumen.
  • Sistemas de presión: Estos dispositivos cuentan con una válvula, la cual ejerce presión en las paredes del miembro para incrementar el flujo sanguíneo. También se utilizan para facilitar erecciones.
  • Mangas para el pene: Se cuentan también entre los juguetes eróticos, y se utilizan exclusivamente durante el acto sexual. Están hechas con materiales firmes y flexibles, que intensifican el placer de la penetración.
  • Cremas, aceites y aerosoles: Son sustancias formuladas a base de extractos naturales, que al ser absorbidas por la piel propician la circulación de la sangre. Esto a su vez, dilata los tejidos, estimulando el crecimiento del pene.
  • Complementos nutricionales: Se consiguen como cápsulas y pastillas elaborados con ingredientes naturales, como la L-Arginina. Tienen el mismo efecto que las cremas.

Los alargadores de pene tradicionales y más conocidos, son los exteriores mecánicos, mismos que se pueden llevar bajo la ropa interior sin ningún inconveniente.

Pasos para usar un extensor de pene

El empleo de los extensores depende de su clasificación.

El alargador de pene tradicional es de uso sencillo, no provoca dolor y se enfoca en el crecimiento gradual del miembro.

  1. El primer paso es colocarlo sobre el pene cuando se encuentra en reposo. Nunca debes ponerlo mientras mantienes una erección.
  2. Colócate la ropa interior encima y procede con tu rutina habitual. Este artículo puede llevarse entre 6 y 12 hora diarias, con o sin pausas.
  3. Cuando termines de usarlo, límpialo bien y guárdalo hasta el siguiente día.

Se recomienda usar el alargador por un período de seis meses, si quieres ver resultados permanentes.

Efectos secundarios del uso del extensor de pene

En general, el uso correcto de un alargador masculino no debería ocasionar ningún efecto secundario grave. Sin embargo, usar un sistema mecánico de manera irresponsable podría provocar alguno de estos inconvenientes:

  • Incomodidad (para ti o para tu pareja).
  • Erecciones poco naturales, que hagan rotar el pene.
  • Eyaculaciones dolorosas y retención de semen.
  • Entumecimiento de la piel.
  • Hematomas o dolor.
  • Petequias (puntos rojos ocasionados por el sangrado interno de la piel).

En el caso de las mangas a base de plásticos, no hay que descartar la probabilidad de alergia si tienes una piel sensible.

Siempre es conveniente consultar con un especialista antes de probar esta clase de productos.

Show More
Show Less

3 artículos

Fijar Dirección Descendente
  1. Supporting Penis Sleeve

    27,95 €
    Quickview
  2. Penis Pump 1

    29,95 €
    Quickview
  3. Penis Pump 2

    34,95 €
    Quickview
por página
Recently Viewed
No recently views items
Eliminar todo