Gastronomía y sexo, todo en uno

turkeyswissapple

La comida se ha convertido en un acto social y forma una parte muy importante de nuestro día a día. La alimentación es una necesidad fisiológica en el ser humano, aunque por la evolución de la sociedad hayamos convertido ésta en capricho, en momentos de alterne, en ocasiones para compartir, en un pasatiempo… Pero las personas, a diferencia de los animales, no comemos únicamente por necesidad, comemos por muchos otros motivos que se anteponen a la nutrición pura y dura de nuestro organismo. Ya sea por ansiedad, por aburrimiento, por gula, para olvidar… Para suplir la ausencia de sexo porque ¿no dicen que el chocolate es el sustituto del sexo? Está claro que no vamos a negar que nos encanta el chocolate pero, lo cierto es que quien haya inventado ese dicho es que poco sexo ha experimentado en su vida… Y por supuesto también nos alimentamos para mantenernos con energía.

Otro famoso dicho al respecto es que ‘a los hombres se les conquista por el estómago’. Una frase muy común, sobre todo en boca de algunas madres... Y que nos ha venido a la cabeza tras encontrar una curiosa historia protagonizada por una reportera del New York Post, Stephanie Smith, quien ha creado el blog 300 sandwiches. Una recetario de emparedados en donde tiene planeado publicar 300 recetas de sandwiches diferentes. ¿Y Por qué? Cómo no podía ser de otra manera, detrás de esta iniciativa hay una historia de amor. El caso es que a su novio se le ocurrió un día al despertarse y ver que ella ya llevaba un rato levantada, preguntar si le había preparado un sándwich, por lo que Stephanie cuenta, para su novio, el que le preparen un sándwich de buena mañana es poco más que un acto de fe… Pues bien, como ella no tenía nada hecho él respondió, ‘estás a 300 sandwiches de conseguir un anillo de compromiso’. Así comenzó esta aventura que ha hecho realmente popular a esta americana de Brooklyn.

A día de hoy Stephanie Smith ha cocinado y posteado un total de 187 sandwiches, ya está más cerca de su ansiado anillo, símbolo del compromiso eterno. Y por supuesto que la polémica sexista está servida pero, debates a parte, nosotros creemos que se trata de un acto romántico y divertido y que seguro que ha sido la excusa perfecta de intensas sesiones de sexo desenfrenado…

Sea como sea, la gastronomía y el gusto están muy vinculados a las relaciones sexuales. No sólo sentidos como el tacto o la vista son imprescindibles. En las relaciones íntimas incluso el olfato cobra protagonismo, este sentido tiene un papel primordial para que disfrutemos de manera plena una relación con la persona deseada. De hecho, el olor corporal de la persona por la que nos sentimos atraídos puede ser un componente vital para nuestra excitación. De igual modo ocurre con el gusto, potenciar este sentido con productos comestibles como pinturas corporales comestibles con sabor a chocolate, vainilla… Pueden mejorar notablemente nuestras relaciones y hacernos explorar rincones del cuerpo de nuestra pareja que seguramente antes habíamos pasado por alto.